Inicio > Estrategia, Innovación, Liderazgo, Management > Expandiendo el negocio. Puntos a chequear para decidir hacia dónde dirigirse y valorar el riesgo de esa decisión

Expandiendo el negocio. Puntos a chequear para decidir hacia dónde dirigirse y valorar el riesgo de esa decisión

Por Óscar Fajardo

La crisis económica, la internacionalización de los negocios, la aparición de tecnologías que crean nuevos negocios y muchos otros factores, han situado a multitud de compañías en la tesitura de tener que buscar en otros sectores y negocios para poder crecer, o incluso subsistir.

Si bien no existe una fórmula infalible, sí que hay varios puntos que una empresa debería chequear antes de decidir extenderse a otros ámbitos. Si se observa que muchos de estos puntos no se pueden cumplir, supone que esa decisión tiene un alto riesgo.

Estos puntos son:

-Clientes compartidos con el negocio actual. Cuantos menos clientes se compartan con el actual negocio, más lejos estará el nuevo negocio y más peligroso será.

-Competencia. Si la competencia es radicalmente distinta a la actual, es seguro que se contarán con menos posibilidades de apalancar conocimientos y experiencias ya disponibles.

-Proveedores. Contar con proveedores muy distintos significa que la empresa se encuentra en terreno muy desconocido en el que va a tener que re-aprender.

-Distribuidores. Si se requieren nuevas formas de distribución, el negocio en el que se entrará necesitará alternar redes de distribución distintas y muchos esfuerzos de armonización.

-Tecnología. Examinar si la tecnología exigida en el nuevo negocio es radicalmente distinta de la actual disponible.

-Posicionamiento y marca. Comprobar si el posicionamiento y la marca ayuda, es un freno o es indiferente ante la nueva extensión.

-Recursos humanos. Es importante conocer si las competencias de los trabajadores son las justas para la nueva iniciativa.

-Económico y financiero. Resulta fundamental saber si el ciclo del nuevo negocio es compatible con el antiguo respecto a flujos de tesorería, necesidades de financiación, periodos de cobro y de pago, rotación de mercancías, etc.

-Procesos clave internos. Cotejar si los procesos actuales son similares a los que requiere esa extensión.

-Compatibilidad con la misión,visión, valores y cultura de la empresa. Si la concepción estratégica del negocio es un freno o acelerador ante el nuevo crecimiento propuesto.

En definitiva, se trata de hacer un chequeo en cada punto y comprobar si se cumplen o no. Cuantos menos puntos se cumplan, más riesgo tendrá esa extensión.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: