Inicio > Comportamiento Organizacional, Habilidades directivas, Liderazgo, Management, Recursos Humanos > Gestionar el aprendizaje en la organización. Los 4 estados del conocimiento

Gestionar el aprendizaje en la organización. Los 4 estados del conocimiento

por Óscar Fajardo 

A la hora de gestionar activamente el aprendizaje experto en cualquier área organizativa, es importante detectar en qué estado de conocimiento se encuentra la persona del equipo para poder adecuar las medidas a tomar con el fin de conseguir dicho aprendizaje de manera óptima.

 Los 4 estados del conocimiento

  • Incompetencia inconsciente: en este estadio, la persona es incompetente para realizar su tarea adecuadamente y además no es consciente de ello. No posee los conocimientos ni tampoco la inquietud para adquirirlos. En esta situación, antes de tomar cualquier curso de acción, la medida a adoptar es hacer que esa persona sea consciente de su incompetencia; para ello, debemos mostrarle con hechos que se encuentra en esa fase. Si no lo hacemos, cualquier cosa que hagamos (formación, etc…) no será provechosa.
  • Incompetencia consciente: en esta situación, el individuo ya es consciente de sus limitaciones y está preparado para tomar medidas. Aquí es básico haber detectado bien dónde está esa incompetencia y abordarla de manera inmediata porque, si no se hace, puede generar un alto grado de frustración en el afectado.
  • Competencia consciente: en este momento, ya se han adquirido las competencias necesarias para el correcto desempeño, pero aún no se tiene la soltura suficiente y se requiere mucha práctica. En este punto lo que se necesita es propiciar la práctica, el reto y el acompañamiento. Un estilo directivo es adecuado hasta que comience la siguiente y última fase.
  • Competencia inconsciente: aquí las tareas se realizan de manera óptima de una forma natural y el trabajador no es ni consciente de que está haciendo las cosas a un alto nivel, porque ha interiorizado el conocimiento y lo ha puesto en práctica muchas veces. Aquí se tiene que poner en marcha, de una parte, un estilo directivo de delegación para potenciar las capacidades del miembro del equipo, y de otra, la generación de nuevos retos que vuelvan a iniciar estos estados y así ir enriqueciendo su bagaje y hacerlo cada vez más competente.

Así pues, para realizar una adecuada gestión del aprendizaje en el equipo, es importante hacer primero un diagnóstico del estado de cada uno de los miembros de la organización para posteriormente ajustar adecuadamente las medidas a tomar.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: