Inicio > Estrategia, Habilidades directivas > Generar una causa para liderar con éxito

Generar una causa para liderar con éxito

por Óscar Fajardo

¿Qué convierte a una persona en un líder? Independientemente de una serie de rasgos más o menos definidos, lo que convierte a una persona en líder es la presencia de seguidores. La realidad de hoy en día es que multitud de directivos y mandos intermedios dirigen y gestionan equipos, pero no los lideran.

Y precisamente solo un buen liderazgo con seguidores es capaz de llevar a las personas más allá de su zona de confort. Y es fuera de esa zona de confort donde se consiguen verdaderos logros que diferencian a las empresas y a los equipos y los hacen sobresalir del resto.

Generar una causa

Una de los principales recursos para generar seguidores es crear una causa; esto es mucho más que fijar objetivos básicos, es desarrollar un fin que trasciende más allá de los meros objetivos. La trascendencia es fundamental porque provoca compromisos mucho más pronunciados en las personas. La causa crea emocionalidad y racionalidad en partes iguales y mueve al cambio.

Para crear esa causa es necesario que el líder parta de una concepción ambiciosa en su mente; disponer de una hoja de ruta que dibuje claramente el destino al que se quiere llegar, un destino que es inspirador y difícil, pero alcanzable por el equipo. Esa causa convierte a los miembros del equipo en protagonistas de algo que sienten que va a dejar huella y que va a mejorar la situación de su entorno haciendo algo que es distinto y diferencial. El equipo siente de esta forma que es esencial y especial.

Es básico que exista una misión clara para el equipo, que se dibuje una visión inspiradora y clara, que se marquen unos valores de comportamiento, unas políticas de actuación, unas normas y un clima de trabajo adecuado. Y por supuesto, que sea capaz de comunicarla adecuadamente y de forma sencilla.

Cuando diseñemos la causa, hemos de pensar que cuanto más relacionada esté con públicos externos a la empresa y con causas sociales que originan cambios profundos y que mejoran la vida de las personas, más motivadora será; además, esa causa debe encontrar alguna resistencia ya que dicha resistencia y conflicto, en pequeñas dosis, y bien manejado resulta motivador.

Por último, las causas más exitosas se caracterizan porque los equipos focalizan sus esfuerzos en pocos temas pero en esos pocos temas casi rozan la obsesión y durante el tiempo que dura la causa, viven por y para ella gran parte de su tiempo.

Por lo tanto, el primer trabajo del líder es buscar seguidores, y para ello es básico que cree una causa motivadora que transcienda los objetivos, sea relevante para el negocio y para el equipo, genere beneficios claros sociales y sea fácilmente comunicable y entendible.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: