Inicio > Estrategia, Management > KPi/indicadores básicos para los nuevos tiempos

KPi/indicadores básicos para los nuevos tiempos

por Óscar Fajardo

 

Las nuevas dinámicas del mercado, los nuevos roles del consumidor y su poder, las relaciones que se establecen entre los distintos sectores y los avances tecnológicos son características de lo nuevos tiempos que las empresas están viviendo. Ante este cambio del micro y macro entorno, se comienzan a operar reorientaciones en los enfoques estratégicos y en los objetivos a conseguir.

 

Ello supone también que lo que medimos tiene que sufrir una evolución. No significa que algunos de los Indicadores o KPi (Key Performance Indicators) clásicos no sean válidos, pero quizás ya no tengan el peso y la relevancia en el negocio que tenían antaño.

 

Como siempre, lo ideal en una empresa es que tenga pocos indicadores y muy definidos y claros, tanto en lo que significan como en el proceso de obtención de los mismos y en su comunicación. El gran mérito de las empresas de éxito es comprender tan bien cómo funciona su mercado y las variables clave, que con solo unos pocos indicadores, sea capaz de disponer de la información relevante y oportuna.

 

Evidentemente, cada empresa y cada sector tendrán KPi específicos que no son fácilmente exportables. Lo que aquí comento es una mini selección de cuestiones clave que es importante atender y comenzar a medir.

 

Algunos KPi básicos que deberíamos medir

 

  • Grado de comprensión de la misión y visión de la empresa, así como valores compartidos. En épocas turbulentas, solo una misión y visión compartida pueden ayudar a dirigir todos los esfuerzos de forma eficaz al mismo lugar.
  • Índice de confianza del consumidor: aunque es un KPi externo a la empresa que nos viene dado, en estos tiempos de crisis, es básico medir este aspecto ya que la confianza es el primer paso para que el consumidor arranque a consumir
  • Variables culturales: también externas, es importante medir la evolución de dos o tres valores culturales (usos, costumbres) que definen el marco de comportamiento de nuestro mercado
  • Control del grado de innovación tecnológica: se trata de medir el grado de cambios tecnológicos que afectan a nuestros mercados y la temporalidad de los mismos
  • Crecimiento empresa vs crecimiento mercado: este ratio siempre es fundamental porque nos indica la velocidad de crecimiento de la empresa con respecto al entorno
  • Barreras de entrada al sector: las barreras de entrada a los sectores cada vez se hacen más bajas, por lo que es importante controlar la evolución de las mismas
  • Time to market: marketing debe orientarse a reducir el tiempo desde que detecta una necesidad hasta que pone el producto a disposición de ese cliente
  • Sinergia entre cartera de negocios y/o productos: fundamental saber cómo se relacionan los negocios y/o productos para sacarles el mayor rendimiento a nivel de sinergias
  • Loyalty: es importante medir la lealtad del consumidor, que va mucho más allá de la repetición de compra; se mide esa repetición más su participación en defensa la marca más su capacidad de comunicar la buena experiencia a más personas.
  • Reputación: con el auge de la web 2.0, es importante que las marcas tengan claro cómo medir su reputación y cómo manejarla.
  • Share of wallet: con un crecimiento de los mercados plano, al final la pelea está por captar más cuota del gasto del consumidor. Debemos medir qué parte del gasto del consumidor nos pertenece e intentar aumentarlo
  • Rendimiento y rentabilidad del vendedor: esto supone medir qué tanto por ciento de visitas del vendedor acaban en venta y la rentabilidad de dicha venta
  • Att. al cliente: es fundamental medir el grado de satisfacción del cliente y la capacidad que tenemos de dar respuesta a su problema en un primer contacto
  • Operaciones: en este ámbito es básico medir el lead time (tiempo que se tarda desde recibir un pedido hasta que es finalmente servido), la fiabilidad de nuestras entregas y el coste.
  • Sistemas y tecnología: hay que controlar la fiabilidad y sostenibilidad de los sistemas y la capacidad de adaptación y flexibilidad de los mismos ante las nuevas demandas
  • RRHH: debe medir el grado de retención de empleados clave de alto rendimiento así como el grado de compromiso de la plantilla
  • Innovación: toda empresa debe preguntarse qué nuevas cosas ha hecho en los últimos tiempos que le hagan diferente y cuántas de ellas han tenido éxito.
  • Grado de alineamiento: por último, debemos medir en qué medida están alineadas todas las áreas de la empresa en pos de un objetivo común. Este indicador entronca directamente con el primero de la misión.

 

Estos indicadores nos darán una panorámica rápida y general de las variables tanto internas como externas que a día de hoy afectan a casi todos los negocios y que si no atacamos de forma conveniente generarán problemas de competitividad.

Categorías:Estrategia, Management
  1. Aún no hay comentarios.
  1. marzo 24, 2012 a las 8:33 am

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: