Inicio > Comportamiento Organizacional, Habilidades directivas, Liderazgo, Management, Recursos Humanos > Hacer grandes las pequeñas cosas. La gestión del día a día

Hacer grandes las pequeñas cosas. La gestión del día a día

Hacer grandes las pequeñas cosas. La gestión del día a día

El recorte de costes y el conservadurismo para asegurar la mínima subsistencia suele ser la tónica general de las empresas en tiempos de crisis. Se trata de volver a la austeridad en todos los sentidos (recursos económicos, tecnológicos, etc) El problema es que esa austeridad a menudo también afecta a la puesta en marcha de nuevas ideas y posibilidades. En este ambiente, es muy fácil que entre las personas que trabajan en la compañía cunda un cierto desánimo. Sus tareas se vuelven más previsibles y con menos posibilidades de expansión, las promociones se recortan y los proyectos que vean la luz tienen que estar respaldados por una seguridad de retorno de la inversión tan inviable que lo normal es que gran parte de las iniciativas innovadoras se queden fuera de un posible desarrollo.

Pero lo más grave no es ya el capital humano que se pierde en ese momento, sino el daño que puede hacer a la propia persona a la hora de abordar retos futuros y de mantener su competitividad en el mercado laboral.

Sin embargo, esta situación forma parte de las motivaciones extrínsecas, como los salarios, beneficios sociales empresariales, promociones laborales, etc, pero no es el motor que mueve a las personas a hacer grandes cosas. Ese motor se llama automotivación y esa sale de uno mismo. Es algo que solo la propia persona puede controlar.

Esa automotivación es la mejor arma para alcanzar un rendimiento excelente y un equilibrio personal y laboral. Y nos da la capacidad para sentirnos libres de emprender en la medida de nuestras posibilidades nuevas iniciativas.

Es aquí donde entra un concepto que hace que quien lo trabaja y lo tiene acabe siendo diferente y destacando sobre el resto. Es el de hacer grandes las pequeñas cosas. No hay proyecto pequeño, sino personas pequeñas. Se trata de actuar en pequeño pero pensar en grande.

Todas los líderes y empresarios de éxito del momento comenzaron así, con un proyecto que podría haber sido uno más en manos de otros, pero que gracias a que estas personas tenían una visión poderosa, trabajaron en ese pequeño proyecto y lo hicieron grande. Así lo hicieron Steve Jobs, vendiendo ordenadores que su amigo Wozniak fabricaba a mano, Richard Branson, vendiendo discos en su automóvil o Henry Ford, que trabajó como aprendiz de maquinista antes de convertirse en uno de los grandes empresarios de la historia.

Cualquier encargo siempre es un regalo que nos puede permitir aprender y nos abre pequeñas puertas donde mostrar nuestras capacidades. Tan solo se trata de cambiar el enfoque y hacerlo grande.

Pero, ¿cómo se hace esto? Cuando recibamos un proyecto, preguntemos siempre en qué consiste y por qué se quiere desarrollar; añadamos a esta pregunta por qué se nos ha encargado, cuáles son nuestras funciones y qué se espera de nosotros. Estas preguntas ayudan a situar el proyecto, la empresa y a nosotros mismos. A partir de aquí, pensemos qué parte de ese encargo que nos han mandado puede llevar más lejos a la empresa y también a nosotros y definamos las ventajas que tendrá para ambos la realización de esas tareas. Busquemos siempre una parte de ese proyecto que sea motivadora, bien porque podemos aprender y complementar la experiencia, bien porque somos expertos y podemos mostrar nuestro saber hacer. Fijemos los factores clave de desarrollo y comencemos a trabajar en esos factores para conseguir los resultados; y sobre eso, siempre sumemos un algo más que la empresa no espera. Y por supuesto, comunicar, comunicar y comunicar logros y ventajas conseguidas para la empresa.

Mi experiencia y la experiencia de muchos otros avalan que hacer esto funciona y que además nos hace sentirnos libres porque solo depende de nosotros.

La solución está siempre en uno mismo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: