Inicio > Comportamiento Organizacional, Estrategia, Habilidades directivas, Liderazgo, Management > La Inteligencia Integral. Solución para abordar las exigencias del mundo actual

La Inteligencia Integral. Solución para abordar las exigencias del mundo actual

por Óscar Fajardo

Vivimos unos tiempos en la sociedad del conocimiento donde la exigencia laboral es creciente y multidisciplinar. Desde el ámbito puramente técnico, el alto ritmo de innovación y de cambios provoca que los trabajadores tengan que estar constantemente informados y preparados para aprender y desaprender de forma constante.

A su vez, la globalización y la liberalización del comercio, así como el auge de las nuevas tecnologías provoca un incremento de las relaciones sociales tanto intraempresa como extraempresa que las personas debemos saber manejar.

Y todo ello, sin descuidar nuestra esfera particular y familiar a través del fenómeno de la conciliación, haciendo de la gestión del tiempo algo básico y fundamental.

Parece pues que poder llegar a cumplir con todas estas exigencias requiere una suerte de superhombre que resulta casi imposible de llegar a ser, debido a las limitaciones intrínsecas a la propia naturaleza humana.

Así, nos estamos encontrando cada vez con más casos de personas de éxito laboral pero de fracaso en la conciliación y viceversa.

También encontramos carreras truncadas por el exceso de exigencia que provoca desgastes físicos y existenciales a menudo irrecuperables.

Esto ha llevado a que en los últimos tiempos hayan aparecido múltiples libros de autoayuda y movimientos basados en la inteligencia emocional y social que pretenden reubicar al hombre en este espacio temporal que estamos viviendo.

Pero estas inteligencias dejan algunas partes del ser humano incompletas y, aunque positivas, no cubren todas sus necesidades. Y es la Inteligencia Integral la que de una forma absoluta puede dar respuesta a esta situación.

La inteligencia integral como solución

El ser humano es complejo y multidimensional. Esas múltiples dimensiones deben ser abordadas de forma integral para poder responder a las exigencias del mundo actual. Eso es lo que trata de desarrollar la Inteligencia Integral. Esta inteligencia es un compendio de las distintas inteligencias que debe poseer el hombre para poder tener un desarrollo pleno y equilibrado.

La Inteligencia Integral se compone de las siguientes inteligencias:

-Inteligencia física: cualquier actividad humana tiene siempre un componente de esfuerzo físico. Las personas debemos conocer nuestros límites físicos, nuestra resistencia. Debemos prepararnos físicamente, cuidar la alimentación, las horas de sueño. El físico es una perspectiva fundamental si queremos tener un desarrollo equilibrado de nuestra existencia.

-Inteligencia psicológica: esta inteligencia trata de la relación del ser humano consigo mismo. Debemos hacer un esfuerzo por conocernos desde el ámbito psicológico. Esto incluye la inteligencia emocional con el autoconocimiento, autocontrol y automotivación, así como saber de nuestras actitudes, percepciones, creencias y personalidad, cómo se producen y cómo trabajarlas. También debemos analizar la parte racional de nuestros procesos de pensamiento.

-Inteligencia sociológica: está inteligencia habla de nuestra inclusión en el grupo y de la relación que dentro de ese grupo establecemos con otros grupos. La inteligencia social nos permite trabajar en equipo, ser empáticos, asertivos, escuchar activamente, gestionar conflictos, liderar.

-Inteligencia antropológica: esta inteligencia trata sobre la relación del individuo con el grupo en el que se integra. Nos permite conocer la influencia del grupo sobre nuestras actuaciones, el encaje con nuestra familia, etc.

-Inteligencia filosófica: en este ámbito nos preguntamos por el sentido de nuestra existencia. Es básica porque es la directora de nuestra vida. Aquí fijamos nuestro objetivo vital, la forma de ver la vida y la forma de comunicarla.

-Inteligencia económica: el ser humano debe aprender a administrar sus recursos limitados ante necesidades ilimitadas. Eso es la economía y el ser humano debe aprender a gestionar dichos recursos con inteligencia.

-Inteligencia política: el ser humano se desarrolla en sociedad. Y dentro de esa sociedad existen unas normas que nos damos y unos procedimientos para cumplir una serie de objetivos en sociedad. La persona debe conocer su desempeño y el lugar que ocupa en esta sociedad y como relacionarse con dichas normas.

-Inteligencia técnica: relacionada con el conocimiento del propio oficio. Es la parte más funcional y directamente desarrollada con lo que se nos exige en el trabajo. Es nuestro aporte como factor productivo a la economía y debe estar siempre actualizado.

-Inteligencia creativa: el ser humano es creativo por naturaleza. Pero esa creatividad necesita método y tiempo para su puesta en marcha. El hombre debe exigirse ser creativo.

-Inteligencia comunicativa: el ser humano no vive solo, sino que se relaciona. Y en esa relación, la comunicación es un elemento básico que debemos aprender a manejar. En este ámbito se incluyen las presentaciones eficaces, la forma de expresarnos y escribir, la dimensión de la imagen, etc.

-Inteligencia metodológica: también es básica, ya que es el esqueleto en el que vamos a ir colgando todo el aprendizaje que en el resto de inteligencias vamos a ir haciendo. El ser humano no puede vivir en permanente incertidumbre y necesita crear metodologías para ir abordando las diferentes situaciones que se le van presentando.

-Inteligencia espacial y temporal: todas estas inteligencias se desarrollan dentro de un marco espacial y temporal que debemos aprender a manejar. Hay que aprender a definir los espacios de actuación en nuestras vidas y aprender a gestionar el tiempo del que disponemos y en el que nos encontramos.

Al desglosar la inteligencia integral en las diferentes inteligencias que la componen, nos damos cuenta de la dificultad y el excepcional reto que entraña ser capaz de cultivar con éxito todas estas dimensiones. Sin embargo, debemos esforzarnos por hacerlo, ya que unas refuerzan a las otras y encontrando el equilibrio, podemos llegar a tener un desarrollo pleno de nuestra vida personal, social y laboral.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: